REGIONAL | OPINIÓN | De aplausos a tortas como panes para nuestras enfermeras

El Sindicato de enfermería de Madrid ha advertido que la Comunidad no pretende renovar contratos COVID una vez más

El Sindicato de enfermería de Madrid ha advertido que la Comunidad no pretende renovar contratos COVID una vez más

Imagen: Twitter

Hoy dos momentos a los que a veces vuelvo cuando pienso en la Pandemia. Solo me hace falta acordarme de estos dos. Pero vamos a empezar desde el principio, aunque parezca una locura solo han pasado dos años desde que empezáramos a oír hablar sobre el gran virus. Todo ocurrió tan rápido desde aquí, que lo siguiente que recuerdo era el hashtag yo me quedo en casa, y la noticia de la proclamación del estado de alarma a lo pocos días junto con la orden del confinamiento domiciliario.

 

 

El asunto ya comenzó mal, y se empezaron a escupir las primeras culpas: se habló mucho de la irresponsabilidad de las mujeres y del gobierno comunista por salir a las calles el 8 de marzo. Si no recuerdo mal, el resto de la visibilidad política que no defendió la manifestación, se aglutinó en el Vistalegre. Ortega Smith se contagió y por Twitter se hablaba del virus antifascista. No es tan grave, todos en algún momento hicimos bromas y cosas mal, mal hechas porque para lo que sucedió después no hay palabras.

 

 

El miedo es un sentido complicado que produce reacciones extrañas. Todos sentimos miedo e incertidumbre según pasaron los días, pero estábamos en casa. Por desgracia no todas las personas lo vivieron así, y pasaron mucho tiempo en hospitales, en la UCI y se fueron, o les tocó perder seres queridos, o no se recuperaron, o no se les agradeció nada. Porque estoy hablando de las enfermeras, los médicos y todo el personal sanitario que estuviera contagiado o no, pasó esos meses tan duros en los hospitales, ¿y que hicimos?, aplaudirlos.

 

 

Aplaudimos la valentía, pero nos escondimos. Esto que ocurrió es una de las cosas a las que a veces vuelvo. Los primeros días fueron estremecedores, en los últimos aplausos parecía que nos estábamos riendo de ellos. El sector más expuesto que recibió culpas: culpas, aplausos y caceroladas. Eran héroes y monstruos al mismo tiempo, ¿vosotros llegáis a entenderlo? También se decía, ¿que podíamos hacer? pues el otro punto al que a veces vuelvo fueron los vídeos que enviaron pidiendo desesperados que la gente cumpliera con el confinamiento.

 

 

 



Por desgracia no todas las personas lo vivieron así, y pasaron mucho tiempo en hospitales, en la UCI y se fueron, o les tocó perder seres queridos

 

Todo lo que pasó fue horrible, no nos pudimos despedir de nadie, pero tampoco hemos sabido agradecer la labor de las enfermeras. Y hoy he estallado de rabia cuando he visto la noticia de que la Comunidad de Madrid pretende no renovar al 65% de las enfermeras COVID. Aprendimos que la gratitud se expresa en mejoras laborales, pero no se aplicó en ningún caso. 

 

 

Ya está, no voy a decir nada más, pero me cansa el desagradecimiento de los cuidados. Como mujer me revienta, y como persona humana que puede padecer de cualquier cosa en cualquier momento, y encima tiene la suerte de contar con la sanidad pública, no me entra en la cabeza. Y es que es es más fácil que todo eso. Se ha alienado totalmente la función de los médicos, como si fueran máquinas o les correspondiera pasar por todo esto por vocación, porque que yo sepa, corregidme si me equivoco, nadie trabaja por gusto, se hace por dinero.

 

Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  
No registrado
Avatar
Creado el: 17/11/2021 13:25
No se puede decir más alto y más claro gracias por haber profesionales como tú que nos recuerdan lo que pronto se olvida

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR