OPINION | Le dijo la raposa al cordero: no te muevas que muerdo

Cirilo Luis Álvarez reflexiona sobre educación y adoctrinamiento

Cirilo Luis Álvarez reflexiona sobre educación y adoctrinamiento

Cirilo Luis Álvarez habla de educación y política.

Que la tierra es redonda y el universo no tiene final…

 

Junto con la evolución humana y la teoría de la concepción con los 26 pares de cromosomas (X e Y) que determinan el sexo masculino y femenino,  son ejemplo de algunas de las teorías demostradas de la historia del mundo, tal y como lo conocemos hasta la fecha.

 

Con el paso de los siglos, la raza humana se supone que ha evolucionado intelectualmente hasta el punto de que en el siglo XXI, la mayor parte de  las sociedades han abrazado la libertad sexual y han constatado la igualdad entre géneros, abriéndose como grana de justicia, con cualquier ser humano que profese orientación sexual distinta, a la establecida sabiamente por las reglas de la naturaleza.

 

Hoy en España, salvo en casos de paranoia sexista, afortunadamente no existe prácticamente desprecio y repudio ante gays, lesbianas, transexuales u otras identidades de genero.

Todo el mundo asume y esta concienciado de la normalidad de estos menesteres, hermanados en una sociedad justa y avejentada, en todos los estamentos, puestos de trabajo, educación, etc.  El colectivo mencionado disfruta hoy en día, de la misma permisividad y respeto que el resto de ciudadanos.

 

Pero de esto, a rizar el rizo y sancionar a un profesor, por dar una lección en la que constata con argumentos centenarios, que desde que el mundo es mundo, los únicos dos sexos con los que la madre naturaleza nos dotó, fueron el de hombre y mujer con sus correspondientes cromosomas, tal y como prueban las evidencias científicas a lo largo de la historia, 

Este despropósito y dislate, mas bien parece una insostenible aberración más de ideologías extremas, que a lo único que conducen a es al despotismo y nepotismo absoluto.

 

El que no comulga con mis ideas, me lo quito de en medio como sea a cualquier precio. 

Resulta que somos mas papistas que el papa pero solo para lo que nos interesa .

 

Tal vez debamos invitar a la señora, señoro o señere directora de turno, a darse una vuelta por ciertos países donde aún se castigan duramente estos actuaciones de adoctrinamiento viniendo de la jerarquía. Pero mucho me temo, que en nuestra sociedad actual, solo se reprenderá con una llamada de atención y el bochornoso espectáculo y chufla colectiva en los medíos de comunicación o en corrillos de institutos y universidades amas de en la jerga de a pie de calle.

 

 

 

 



Cuando un radical quiere amordazar a un tigre, lo llama justicia social,

pero cuando se revuelven las tronas, él lo llama ferocidad y atentado contra el derecho de pensamiento

Tal ves la susodicha educadora, deba darse una vuelta de tuerca a la cabeza y pensar en enmendar terrible patada a la historia y a la comunidad científica.

Lo mejor que la humanidad sostiene, son los diversos mundos que en ella misma contiene y por supuesto las diferencias y la diversidad sexual nos enriquece pero EL RESPETOY NO LA DESCONSIDERACION DICTATORIAL son los que nos une como ciudadanos y como pueblo.

 

 

Aplíquese el cuento directora y déjese de ideologías feministas extremistas y de género 

y céntrese en mantener la rectitud y la imparcialidad en su puesto. 

 

Hasta donde vamos a llegar, con personajes de este calado apoltronados en las instituciones publicas

a cuerpo de rey, pero militando subversivamente en contra de todo lo establecido que no se sume a sus intereses y lo que es peor confundiendo y adoctrinando a las nuevas generaciones, contándoles cuentos chinos. 

 

Señora, señore o señere , haga usted el favor de ser consecuente y admita el inmenso error que ha cometido con este docente y reconozca públicamente, que fue un momento de fanatismo político o un midámonos los machos entre compañeros.

 

Y dedíquese usted a enseñar que no enfrentar, pues como afirmó Nelson Mandela,

 “La educación es el armas mas poderosa que puede cambiar el mundo”,

 Pero no de esta manera.

 

A lo que añadió Magaret Mead, 

 “A los niños se les debe enseñar a pensar, pero no qué pensar“.

 

Acabáramos, está bien claro.

 

Aplíquese cuento de maestro y maestra, que no de maestre, “compañera”.

Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR