MADRID | Nacho Fernández, diez años de su debut, pero toda una vida de blanco

El defensa fue convocado por Mourinho el 23 de abril de 2011 contra el Valencia, donde comenzó su carrera en el primer equipo

El defensa fue convocado por Mourinho el 23 de abril de 2011 contra el Valencia, donde comenzó su carrera en el primer equipo

Nacho cumple 10 años desde su debut en la primera plantilla.

Imagen: Real Madrid

Nacho Fernández, el defensa que llegó al primer equipo con esfuerzo, sacrificio y constancia. Uno de los máximos representantes de La Fábrica, y que, años después, vive su mejor momento en el club blanco.

 

Diez años han pasado desde que aquel canterano debutó en el primer equipo con el escudo merengue. Parece que fue ayer cuando Mourinho le llamaba aquel 23 de abril de 2011 para jugar contra el Valencia en Mestalla. Un defensa que se ha convertido en una pieza clave del cuadro vikingo.

 

Si por algo destaca Nacho es por callar bocas con las botas puestas y no con palabras. A pesar de que años atrás no ha tenido muchas oportunidades, y se le complicaba su presencia en el once, siempre ha demostrado su gran talento y su implicación con el club cada vez que le dejaban pisar el terreno de juego. Nunca se ha quejado, pero sí ha dado golpes en la mesa para mostrar lo importante que es entre las filas blancas, incluso cuando equipos europeos se interesaban en él, el defensa no tenía ojos para nadie más que para el club de Chamartín.

 

El central señala que el Madrid es su vida: “No concibo una vida sin estar en este club. Tanto mi familia como yo creemos que el Real Madrid nos lo ha dado todo desde que éramos chiquititos. Cumplir el sueño de poder estar en el primer equipo es algo que siempre había deseado. Ahora que sigo aquí, cumplo mi sueño cada día que pasa y cada partido que juego”.

 

“Soy muy aficionado al fútbol y guardo todas las cosas que pueden tener valor para mí en un futuro. Las botas del día de mi debut y el balón firmado por el entrenador y todos los jugadores son cosas que tenía que llevarme para guardarlas. Todo jugador cuando es pequeño tiene el sueño de debutar en el primer equipo. Ese día estás hecho un flan por los nervios y se te pasan muchas cosas por la cabeza. Recuerdo que quedando quince minutos tenía calambres en las piernas, Mourinho me preguntaba si quería el cambio y yo, lógicamente, no quería salir. Aguanté hasta el final y todo salió bien, con una victoria y un gran partido por mi parte”, recordaba Nacho sobre sus inicios.

 

A día de hoy, el canterano tiene en su palmarés un total de 18 títulos: 4 Champions League, 4 Copas del Mundial de Clubes, 3 Supercopa de Europa, 2 Ligas de España, 1 Copa del Rey, 3 Supercopa de España y 1 Campeonato de Europa sub-21. Además, por si fuera poco, ha dado un total de 8 asistencias, ha disputado 26.614 minutos y ha conseguido ver portería hasta en 15 ocasiones, su primero, contra el Espanyol: “Me tocó salir al final del partido, no sé si media hora o veinte minutos. Creo que ese partido lo estábamos jugando con uno menos e íbamos ganando. Fue un centro que me puso Arbeloa desde la banda izquierda y yo, que era lateral derecho, rematé. Marcar un gol en el Bernabéu siempre es increíble. Ver levantarse a la gente y notar cómo vibra el estadio fue muy bonito”.

 

Nacho, un madridista de alma, porque el alma nunca muere: “El Real Madrid me lo ha dado todo. Digo que también es mi familia y no pienso en una vida sin el Real Madrid. Me lo ha enseñado todo: educación, valores, saber ganar y saber perder. No solo es un club de fútbol, sino que es una familia. Estoy muy agradecido de estar aquí y de seguir formando parte de este gran equipo. Ojalá sea por muchos años más”.



Nacho Fernández, 18 títulos en su palmarés y casi 27 mil minutos disputados

También habló sobre La Décima, su primera Champions: “Esa camiseta la veo y se me llenan los ojos de alegría porque es un año muy especial. Si hay que quedarse con algún gol del Real Madrid en los últimos años, es el que marca Ramos en ese minuto, porque da la vuelta a todo y cambia el signo de todo lo que le vino después al Real Madrid. En esa final, cuando marcó el gol Sergio salimos corriendo a celebrarlo. En el segundo gol volvimos a hacer lo mismo y a mí me cogieron y me llevaron dentro del vestuario. No me dejaron ver el final del partido y acabé viéndolo allí con los utilleros y el resto del staff”.

 

En cuanto a la Undécima, el defensa narra cómo fue para él que su hijo naciese ‘con un pan bajo el brazo’: “Fue un día complicado porque el día de antes María me dijo que creía que Nachito iba a venir ya. Hablando con ella me dijo que estaba bien y que el niño parecía que iba a venir bien. Entonces me fui a Milán, sabiendo que Nacho iba a nacer ese día. Se me hizo el día muy largo. Mi cabeza estaba todo el rato en mi mujer, en Nachito y en la final. Pocas veces he llorado en el mundo del fútbol, soy de llorar poco, pero ese día recuerdo que cuando ganamos me derrumbé. Increíble, siempre le digo a Nachito que nació el día que ganamos una final". "Era una final especial para mí porque todavía no había tenido minutos en ninguna. Me faltaba quitarme la espinita de poder competir una final y además ganarla como se ganó. Tengo varias redes de títulos que hemos conseguido, y ese día vi la red y no lo dudé en ningún momento”.

 

El ‘6’ cada vez va ganando más peso y es más querido por los seguidores, que en varias ocasiones han coreado su nombre en el templo blanco. Sin duda, un diamante que pelea por la titularidad con trabajo, haciendo ruido en el terreno de juego. Incluso sin importar en qué posición le coloquen, Nacho no cumple, sino que es un sobresaliente. “Me hizo mucha ilusión la camiseta de 200 partidos, la de 100 y la de 50. Vas cumpliendo etapas y ves que sigues en el Real Madrid, que es donde quiero estar. Vas creciendo como jugador y como persona. Es algo bonito y que da valor al trabajo que llevas haciendo durante tantos años. Eso te hace tirar para adelante con más ganas para ir alcanzando más camisetas como esa”.

 

“La primera Liga que gané es de los títulos que más ilusión me ha hecho conseguir. Representa el trabajo bien hecho durante todo el año y sufrir durante muchos meses. Además, en esa Liga me sentí una pieza muy importante porque jugué prácticamente todos los partidos. Fue muy especial y siempre se lo digo a mis amigos y a mi familia. La Liga 33 la guardo con mucho cariño”, señalaba.

 

Por si fuera poco llevar al conjunto madridista a lo más alto del mundo, también aspira a hacerlo con el club nacional: “Para un jugador de élite y del Real Madrid jugar con tu selección es quizás lo máximo. Además, en el partido de mi debut en el Mundial marqué gol, y el sentimiento que tuve ahí pocas veces lo he vuelto a tener. Levantar a un país, saber que hay mucha gente detrás, y la responsabilidad de defender esta camiseta es algo muy bonito, y meter un gol mucho más”.

 

El 'lobo' dio un golpe en la mesa y cerró la boca a aquellos que no creían en él con la volea en la Copa del Rey, y con muchas otras acciones: “La repercusión que tuvo el gol fue muy grande. Recuerdo que terminó el partido y me escribió muchísima gente. De hecho, a día de hoy, que han pasado tantos años, la gente me lo sigue recordando. Fue muy bonito. Zidane también me dijo que se parecía al que había metido él en la final de Champions, yo le dije que ni mucho menos. Es difícil ver a un defensa meter un gol así, pero en ese momento dije: aquí estoy yo para meter gol”.

 

Además, el colosal y quinto capitán, también ha podido disfrutar del fútbol de la mano de su hermano, Álex Fernández, cuando estaba en el Real Madrid Castilla: “Qué voy a decir de mi hermano… Siempre me dice que yo soy el espejo donde se mira y que soy su referente, pero yo también podría decir lo mismo. El sacrificio y el trabajo que es para unos padres hacerlo con un hijo, pues imagínate con dos. Además, poder ver a tus dos hijos cumplir su sueño de jugar los dos juntos en el Real Madrid, con lo difícil que es ver a dos hermanos en el primer equipo. No solamente tengo la camiseta con la que he jugado contra él, tengo la de todos los equipos en los que ha estado. Si me hace especial ilusión guardar todas las camisetas de los equipos contra los que juego, imagínate la de mi hermano. La tengo puesta en un sitio muy especial de mi habitación”.

Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR