LGTB | TVE emite Ochéntame otra vez, "Tener un hijo homosexual sería una desgracia horrible"

Grande Marlaska “Cuando se lo conté a mi madre, estuvimos 4 años sin hablarnos”

Grande Marlaska “Cuando se lo conté a mi madre, estuvimos 4 años sin hablarnos”

El Ministro del Interior habla de su lucha LGTBI+ en el programa de TVE “Ochéntame”.

Imagen: RTVE

El programa que emitió ayer TVE ‘Mamá, soy Gay’ cuenta con el testimonio de Fernando Grande-Marlaska, Nazario, Jordi Petit, Isabel Franc, María Giralt, Luisgé Martín y Carla Antonelli, sobre sus experiencias personales y su lucha contra unas leyes y unos prejuicios sociales y familiares que les marcaron la vida.

¿Usted imagina que por casualidad llega a enterarse que algún familiar, hijo suyo es homosexual?, con esta pregunta comenzaba el programa y las respuestas de los ciudadanos en el año 60 son de lo más sorprendentes.
 
Entre las más llamativas “Sería una desgracia horrible”, “Tengo un niño deficiente, prefiero el deficiente que tener ese problema en casa”. Aunque lo mas llamativo es el testimonio del escritor Luisgé Martín “Mi problema es que me considero una mierda, un escarabajo y un enfermo” 
 
“Yo tengo la sensación de ser un enfermo, de ser alguien que tiene alguna tara, algún tipo de malformación emocional. Y, por lo tanto, me juro a mí mismo, permanecer silencioso y oculto.”, aseguraba el escritor.
 
‘Ochéntame otra vez’ recorre el dolor y la marginación que sufrieron miles de personas por su condición sexual y las luchas que protagonizaron para lograr ser ciudadanos de pleno derecho. Un viaje que se inicia con las penalidades sufridas durante la dictadura y la transición democrática hasta las manifestaciones del Orgullo Gay o LGTB de finales del siglo XX.
 
Para la política y activista Carla Antonelli el problema es que: “Es verdad que estamos ahí siempre para recibir las primeras hostias, y vamos a pecho descubierto y a campo abierto.”
 
Un viaje que se inicia en el Sitges de los años 60 y que termina en el barrio de Chueca de Madrid de los años 90. Años de discriminación, penas de cárcel por escándalo público, campos de internamiento, tratamientos médicos, manifestaciones, luchas… hasta llegar a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el año 2005.
 
El actual ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, comenzaba su colaboración en el programa: “Tras las primeras elecciones democráticas, todavía se estaba ingresando en centros cerrados a homosexuales sometiéndoles a terapias contra su voluntad.”
 
Fernando Grande Marlaska en "Ochenteame otra vez". Imagen: RTVE
 


 4.000 homosexuales fueron sometidos a torturas y vejaciones

“Detrás de las persianas hay lesbianas, detrás de los balcones hay maricones”

Para Marlaska su primera vez fue en el 88: “A mi madre se lo conté 10 años después y la reacción fue un desgarro, como si la has matado, el daño más profundo” “Es tremendo, como responsabilizarte totalmente”. El Magistrado recuerda el momento más duro de su vida “retomar la relación fue después de cuatro o cinco años. Durante esos años, yo no lo vi.”
 
Otro de los duros testimonios de la noche fue el del activista Jordi Petit, quien aseguro “Yo en mi casa eso no lo podía contar. Pasé, como muchísimos de mi generación, esa confusión tremenda, que, traspasando el confesionario, acabó con una auto mortificación con silicio para educar mi voluntad.”
 
La escritora Isabel Franc recuerda “es buscar manuales de sexualidad para saber qué era aquel sentimiento que tenías y tal, Venía un capítulo, un apartado, en el que el título era "Aberraciones sexuales". Y ahí entraba la pedofilia, el voyerismo, el sadomasoquismo, todos los "ismos", la homosexualidad y el lesbianismo. Lo duro era el no saber que había alguien más de tu misma condición”
 
“Mi identidad es de mujer. Mi naturaleza, he nacido hombre”
 
Uno de los momentos más emotivos del programa fue una de las primeras entrevistas en tv de la activista Carla Antonelli, donde aseguraba “Hay una expresión canaria: “El chico salió pájaro". Que venía a decir que el chico salió, como se entendía aquella época, marica, maricón. Se puede jugar con la jaula, con el pájaro canario. Está encerrado y de pronto, un día vuela. Un día vuela y un día decide vivir la vida. Yo a mi madre no la escuché hasta los 90 años hablarme como Carla.”
 
Carla Antonelli durante un programa de archivo de TVE. Imagen: RTVE
 
 
Pedro Zerolo “Dirigente Movimiento Gay”
 
‘Ochéntame otra vez’ recordó al activista Pedro Zerolo quien en unas declaraciones en 2002 en un programa especial en TVE “25 años de libertad”, aseguraba: “En aquella época, se ingresaba a los homosexuales en prisión para rehabilitarnos y para reeducarnos. Recuerdo eso con horror. Cómo se señalaba al homosexual, al maricón, al sarasa Recuerdo la palabra "invertido".
 
Pedro Zerolo dutante el programa emitido en TVE. Imagen: RTVE
 
 
“Como toda sociedad represora, tenía una parte hipócrita. Resulta que la vida homosexual se desarrollaba en gloria y esplendor en infinidad de bares, mientras que estaba prohibida e incluso perseguida. Lo que pasa que la policía no entraba porque estaba pagada. El día que no la pagaban, pues entraba. Entonces pues funcionaba de acuerdo a una historia represiva y encima hipócrita.”
 
La Asociación de Expresos Sociales calcula que más de 4.000 homosexuales fueron sometidos a torturas y vejaciones en las prisiones españolas durante el franquismo.
 
 
¿Cómo se rehabilitaban estos homosexuales? 
 
“Podían ser de seis meses a seis años. Rehabilitar a un homosexual era convertirlo en heterosexual. ¿Cómo se convertía un homosexual en heterosexual? Pues muy fácil, con las pláticas de un cura, entrevistas con psiquiatras o psicólogos, porque éramos unos enfermos mentales, y principalmente, por el trabajo. Como en los campos de concentración nazis, había un cartel que decía: "Arbeit macht frei", el trabajo hace libre. Pues el trabajo hace heterosexuales a los homosexuales.”, asegura Armando de Fluviá, activista proderechos homosexuales. 
 
 
Operaciones de lobotomía
 
Durante el programa hablaron de la practica de la lobotomía, “Después de la Ley de Amnistía del 77, todavía se estaba ingresando en centros cerrados a homosexuales sometiéndoles a terapias contra su voluntad.”, aseguraba Fernando Grande Marlaska 
 
Pero mostraron la realidad sobre las operaciones de lobotomía. “Ya se conocía el lugar del cerebro donde residía el deseo sexual, la lobotomía consistía en perforar el cráneo y extraer esa parte del cerebro. Quedaron ciegas, murieron, quedaron parapléjicas, pero algunos sobrevivieron y se quedaron sin sexualidad. Se quedaron como una planta. No los convirtieron en heterosexuales.
Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR