CULTURA Y OCIO | Saber retirarse a tiempo

La serie de El Vecino reluce por sus personajes

La serie de El Vecino reluce por sus personajes

El Vecino.

Imagen: Twitter

Héroes, reptilianos y conspiraciones, componen y configuran la historia de El Vecino, la serie española estrenada en Netflix en 2019 y con última emisión este año. Creada por Miguel Esteban y Raúl Navarro y dirigida por Nacho Vigalondo, este audiovisual por partes ha generado un importante descontento entre sus espectadores, en su mayoría no por el guion, si no por el hecho de haberse terminado. El final abierto publicado en la plataforma este pasado mes de mayo, originaba una gran decepción. Pero es que El Vecino, simboliza un claro ejemplo de saber retirarse a tiempo.  

 

Quim Gutiérrez, Clara Lago, Adrián Pino y Catalina Sopelana, son los actores principales de la serie. Cada uno de ellos representa a personajes nítidamente perfilados. En el caso de Javier, ese trazo grueso definitorio hace que quien lo conozca no tenga claro si quererle o no. Su egocentrismo y su interés desvergonzado provoca cierto rechazo hacia él, pero ¿puede que también cariño? Si hay algo que tenemos claro es que, a estas alturas, aborrecemos las leyes de la moralidad: Javier no cumple ninguna y le da igual. La simplicidad y la realidad de este personaje es lo que le hace encantador. Porque todos podemos pensar en alguien que nos recuerde a él (incluso ser ese alguien nosotros mismos).

 

Julia, interpretado por Catalina Sopelana, también constituye una figura interesante de la narrativa: su carácter está repleto de contrastes y expresión, y aporta ingredientes que en la distancia pueden parecer baladís, pero que en su fondo contienen un significado. Julia no le tiene miedo a nada, pero a sí misma un poco sí, y eso también puede sonarnos familiar.

 

Lola, aún siendo otra protagonista, funda un carácter más cercano a la audiencia. Desbordada en muchas ocasiones por la situación, consigue dejarse llevar. El espectador no es el único al que la historia conspiranoica de El Vecino puede parecerle forzosa. A este personaje también, pero acaba formando parte de ella con una naturalidad que sitúa como si nada esos los sucesos en la vida ordinaria de la gente.



El Vecino simboliza un claro ejemplo de saber retirarse a tiempo.

La fuerza en la personalidad de todos los sujetos de esta serie se lleva por delante a la trama. Llegado un momento, no importa saber qué función tiene el héroe Titán en la Tierra, ni quién lo ha designado como tal. Deja de ser relevante la existencia de un héroe en el planeta supuestamente dispuesto a mejorar el mundo. Interesa saber si Javier ha cambiado, si ha comprendido por fin quién es y cómo quiere ser; si conseguirá realizarse como persona. Puede que ese sea el acto heroico que los espectadores finalmente esperan

 

Por eso El Vecino sabe apartarse cuando es debido. Justo cuando la trama deja de tener sentido, y solo se pretende seguir la evolución personal de los personajes. Una continuidad de la serie solo habría sido un error: una redundancia de la cotidianidad que el público ya ha conocido lo suficiente como para encariñarse.

 


Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR