ARGANDA | Tribuna abierta de la concejal no adscrita de Arganda

Nuevas formas de colonizar el suelo que es de la vecindad

Nuevas formas de colonizar el suelo que es de la vecindad

Clotilde Cuéllar, concejala no adscrita en Arganda

¿Qué es lo que más preocupa en cualquier tipo de crisis? La comida. El ejemplo más cercano lo tenemos durante la primera ola del COVID. ¿Dónde acudió la mayoría de la población para abastecerse? A los supermercados. Pero los alimentos no se crían allí. Curiosamente las Administraciones prohibieron ir a los huertos.

 

En noviembre de 2021 PSOE y PP votaron en contra de mi moción “Alimenta Arganda” que pretendía el uso del suelo por la vecindad, para generar seguridad alimentaria en situaciones de necesidad por desastres climáticos, virus o eventuales apagones.

 

De la rica tradición agro-pecuaria de Arganda nos queda el vino, el aceite, algunos productos elaborados a partir del cereal, un cooperativismo prácticamente desmantelado… También vertederos y autovías. Y pronto macro plantas solares. ¡Tanto tejado que se va a desperdiciar!

 

El negocio de la basura

 

Al bipartidismo no le interesa el sector primario.

 

Arganda se encuentra en una comarca que era la despensa de la capital no hace tantas décadas, pero el PP dejó nuestro término municipal a merced del ladrillo y los residuos. Los efectos de la burbuja inmobiliaria ya los conocemos. Los de la burbuja de las “recicladoras” no tanto. Además de suelo ocupado y subsuelo contaminado han dejado dos graves incendios.

 

En 1997 el PP privatizó un servicio, el de recogida de basuras, que ha llegado a costar 5 millones de euros al año concediéndoselo a Vertresa, filial de Urbaser. Para ello utilizó a ESMAR. ¿Y qué hizo el PSOE cuando en 2015 llegó al gobierno? Pues prorrogó ese modelo de gestión opaco, contaminante y caro de su socio turnista.



Al bipartidismo no le interesa el sector primario

En octubre de 2020, cansada ya de esperas exigí una auditoría de transparencia del Ayuntamiento y de ESMAR. El PSOE ha tardado 5 años en reaccionar a mi primera moción sobre residuos y en mayo de 2021 se permitió el lujo de tirar a la papelera más de 50 alegaciones que un vecino y esta concejala habían tramitado como propuestas de mejora al nuevo servicio de recogida de la basura.

 

Cero alegaciones de los partidos. Ni los que están en el pleno, ni los que tanto ruido hacen en elecciones han sido capaces de decirnos qué plan tienen para la basura y el alumbrado. Con ello, ¿qué demuestran? Que no les interesa el control del dinero público, pasotismo sobre los servicios esenciales municipales, negacionismo en la era de la economía circular (la que convierte los residuos en recursos), o miedo ante las grandes corporaciones financiero-industriales ésas que ganan dinero si acumulan basura que verter o que incinerar. La prueba de que se trataba de un proceso público es que, además de ese vecino, un sindicato (UGT) ha sido capaz de alegar en defensa de los intereses legítimos de los y las trabajadoras.

 

La vecindad se preocupa con razón, porque el futuro contrato de residuos va a costarle 70 millones en los próximos 10 años. Con ese dineral, ¿vamos a tener que poner otros 12 adicionales (ver licitación) para que se cumpla en Arganda la Agenda de la Sostenibilidad? Han rechazado las alegaciones porque no quieren apretar a la nueva concesionaria, como no lo hacían con la antigua. El resultado de 5 lustros con Urbaser-Vertresa es un escándalo también desde el punto de vista ambiental. Ni PP, ni PSOE controlaban lo que esa empresa hacía. El PSOE ha tenido que pagar a una consultora externa para que redacte el Estudio de Viabilidad. Gracias a ese estudio en 2021 hemos descubierto que de 25.000 toneladas de basura “estimadas” resulta que 19.000 serían fracción resto (lo mezclado que no se puede aprovechar).

 

Si en el mejor de los casos sólo un 31% de la materia orgánica ha sido separada en origen, ¿qué va a hacer Arganda dentro de 3 años? Porque en 2025 tendría que reciclarse como mínimo el 55% de los residuos municipales en peso. Y ese porcentaje debe ascender al 60% para el 2030 y al 65% para el 2035. Es decir, la situación a la que han llevado a Arganda los bien-pagados políticos de PP-PSOE es límite.

 

Sumideros de carbono sí, pero no así

 

Pero todavía hay más sobre los ocupas del suelo. En el pleno de octubre de 2021 el PSOE ha cedido a Urbaser 53.028 m2 de terreno municipal sin preguntárselo siquiera al Consejo Vecinal de Medio Ambiente. En la era del cambio climático ese tipo de empresas, en vez de invertir en técnicas sostenibles han encontrado una forma fácil y barata de seguir sacando beneficios sin cambiar nada. Se llama “greenwashing” o lavado de imagen verde.

 

La tierra de Arganda ahora se denomina “bosque Urbaser”. La han inscrito en un invento llamado “registro de sumideros de carbono” y así de fácil compensa Urbaser la contaminación generada con su actividad en España durante el 2019. ¿Y qué gana la Administración connivente? Pues el PSOE cumple su promesa de plantar árboles sin coste alguno, porque los pone Urbaser. Eso sí, las vecinas y vecinos se quedan sin el uso agrícola de “su” tierra durante varios años. Plantar grano, huerta, medicinales o frutales mediante técnicas agroecológicas también es un sumidero de carbono, pero no interesa. La vecindad sufre trabas de todo tipo en terrenos calificados de Parque Regional. Pregunten a Valdecorzas o al Puente de Arganda. Pero a las grandes empresas, ¡barra libre! Una nueva forma de colonización.

 

Y para terminar de insultar a la inteligencia vecinal, encontrarán folletos donde el gobierno socialista anuncia talleres culturales sobre huertos urbanos, compostadoras y huertos en colegios. ¿Para qué queremos aprender si no va a haber tierras que fertilizar o sembrar?

 

Impuestos para pagar un servicio de basura caro y que no va a estar a la altura de la Agenda Climática, sumado a impuestos para pagar el transporte hasta la macro planta de Loeches cuando parte se podría compostar en origen, sumado a terrenos municipales cedidos para el mercadeo de emisiones, sumado a lo que nos cuesta la propaganda verde… Todo sale del patrimonio vecinal y acaba en oligopolios. Eso debe ser la “economía circular” para los partidos del régimen.

 

Renovables sí, pero no así

 

Todavía nos quedan nuevas formas de apropiación del suelo que padecer, porque los medios anuncian expropiaciones beneficiando, en este caso, a grandes empresas energéticas.

 

La primera moción sobre eficiencia energética de esta humilde concejala de oposición es del 2016, al inicio de la legislatura. Que las fuentes de energía fósil se estaban agotando lo sabía hasta un niño de primaria. El gobierno va tarde con el alumbrado y nada está publicando del proceso de expropiaciones de suelo para macro plantas solares. El bipartidismo cree que contar la verdad le traerá coste político, pero ese mismo niño de primaria sabe que es imposible mantener el consumo actual con un planeta. No sólo hay que consumir de fuentes renovables, sino menos. Como con los residuos, el mejor es el que no se genera. Y hay muchos tejados por utilizar. Así la transición sería verde y justa. Pero la equidad social no va con el lobby empresarial. Tienen a sus políticos para facilitarles el acaparamiento de los recursos naturales.

 

30 años han tardado PP y PSOE en actualizar el inventario del suelo, edificios… patrimonio de Arganda del Rey. Esta concejala lleva pidiéndoselo desde el 2015 e insistiendo con una moción en marzo de 2021. Y cuando por fin lo hacen… ¡hurtan llevarlo al plenario o a la sede de la soberanía popular! Así siguen con las manos libres para disponer a su antojo de lo que es de todos y todas.

 

La solución está bajo nuestros pies

 

Pues yo seguiré insistiendo en la custodia de los bienes públicos municipales, en la seguridad y soberanía alimentaria y en la reactivación de un nuevo sector primario. Sobre eso tratará mi moción de febrero, la primera del 2022 que da continuidad a “Alimenta Arganda”.

 

Retener el carbono en la tierra mediante técnicas de agricultura regenerativa, como el compostaje comunitario, proporciona alimento sano y frena el calentamiento global. La solución está bajo nuestros pies, así de valioso es el suelo. Por eso nos lo quieren colonizar.

 

Comentarios
Añadir un comentario
Texto del comentario:  

INFORMACION SOBRE LA PROTECCIÓN DE TUS DATOS


Responsable: S.E.I. EDETRONIK. S.A

Finalidad: Envío de información solicitada, gestión de suscripción a la web y moderación de los comentarios.

Datos tratados: Comentarios: Datos identificativos (en el caso que te registres en la web) y comentarios.

Legitimación: Consentimiento del interesado.

Destinatarios: Utilizamos MDirector como plataforma profesional de envío de mails. Nos permite ofrecerte un servicio libre de SPAM y con total confidencialidad. Ellos únicamente almacenarán tu correo para poder realizar el envío.

Derechos: Puedes acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos que detallamos en el siguiente link

Información adicional En este link dispones de información adicional y detallada sobre la protección de datos personales que aplicamos en nuestra web.

CERRAR